En general, el consumo de frutas es algo recomendado, pero ¿hay algunas frutas mejores que otras para comer?

Las frutas son alimentos muy saludables y su inclusión en la dieta favorece la salud de personas de todas las edades. Sin embargo, existen algunas frutas que no deben faltar en la alimentación sana por sus increíbles propiedades nutricionales.

Cítricos

La naranja, el pomelo, la mandarina, el limón, la lima y los quinotos, son excelentes fuentes de vitamina C y, por lo tanto, no pueden estar ausentes en la dieta saludable.

frutas para adelgazar
La vitamina C cumple numerosas funciones en el organismo:

  • Interviene en las reacciones de obtención de energía a partir de los nutrientes.
  • Fortalece el sistema inmune.
  • Incrementa la absorción del hierro no hemínico (o hierro vegetal), presente en la espinaca, la acelga, las lentejas, los garbanzos, los frutos secos, etc.
  • Es esencial para la síntesis de colágeno.
  • Actúa como antioxidante, bloqueando a los radicales libres que dañan al organismo y producen diferentes enfermedades (cardíacas, cerebrales, renales, etc.)

Al menos una de las frutas consumidas en el día debería ser un cítrico para asegurar una ingesta suficiente de vitamina C.

Manzana

La manzana tiene un tipo de fibra, llamada soluble, que la convierte en una de las frutas más indicadas en caso de gastritis porque, si se le quita la cáscara, es fácilmente digerida en el estómago y no agrava el dolor estomacal ni la acidez.
Por otra parte, la manzana es una fruta que tiene la capacidad de regular la función intestinal y se recomienda tanto en los casos de diarrea, como en los de constipación. Para tratar la diarrea, la manzana debe ser consumida pelada y dejar que se oxide (que se ponga oscura su pulpa al tener contacto con el aire durante algunos minutos), mientras que para aliviar la constipación se la debe incorporar cruda y con cáscara.

Arándanos

Los arándanos rojos y azules son frutos muy ricos en antioxidantes, por lo cual retrasan el envejecimiento y mantienen al organismo sano y joven.
El arándano rojo contiene unas sustancias llamadas proantocianidinas que evitan que las bacterias se adhieran a la vejiga y produzcan la infección urinaria. Por eso, si sueles sufrir de cistitis recurrentes, incorpora el jugo de arándanos rojos a tu dieta.

Frutillas

Las frutillas ofrecen muchos beneficios para la salud, pero uno de los más importantes se relaciona con su capacidad de regular los niveles de azúcar en sangre gracias a los polifenoles que contienen.
Se han llevado a cabo diversos estudios para evaluar el efecto de estas frutas en personas con diabetes y se demostró que una taza de frutillas al día produce un efecto similar en el organismo al que provoca el fármaco metformina (insulinosensibilzante).

Piña

La piña posee en su composición una enzima llamada bromelina, la cual es muy beneficiosa para la salud:

  • Alivia el dolor articular
  • Reduce el edema
  • Disminuye la formación de coágulos (trombos) en la sangre
  • Favorece la digestión, especialmente de las comidas ricas en proteínas.

Ciruela

Las bondades de la ciruela residen en su fibra y en sus azúcares naturales que estimulan la evacuación intestinal y actúan como excelentes laxantes naturales. Por eso, la ciruela fresca o deshidratada es recomendada en casos de estreñimiento,

Banana

La banana es una importante fuente de potasio y de magnesio, dos minerales claves para la contracción y la relajación muscular, y para prevenir los calambres durante la práctica de actividad física.
Además, la banana es rica en el aminoácido esencial triptófano, a partir del cual se sintetiza el neurotransmisor serotonina, también conocido como hormona de la felicidad. La serotonina mejora el estado de ánimo, reduce los síntomas de la depresión, y aumenta la sensación de bienestar.
Durazno y damasco
Estas frutas de color anaranjado aportan mucho betacaroteno, un pigmento precursor de la vitamina A, que protege la salud de la vista y de la piel, fortalece el sistema inmune y asegura un óptimo crecimiento.

Leave a Reply